928 122 019

Todo lo que puedes hacer con una planta de aloe vera

Las plantas son una de las mejores compañeras de piso. El aloe vera, no solo es fácil de cuidar y vistoso, si no que puedes sacarle mucho más partido.

¿Conoces todo lo que puedes hacer con una planta de aloe vera?

La pulpa de las hojas de aloe tiene grandes propiedades.

¡Aplícalas en todos estos casos!

1. Como cuidado facial:

Tanto si tienes la piel seca como si tiendes a tener acné, el aloe vera te ayudará a combatir ambas y a lucir un rostro más hidratado. Los activos hidratantes penetran en los poros y facilitan la eliminación de células muertas y sebo, ayudando a controlar el nivel de grasa en la piel. Abre la hoja de forma vertical con la ayuda de un cuchillo y extrae el gel. Con la piel limpia y seca, extiende por la cara. Deja actuar toda la noche y retira con agua fría por la mañana.

2. Como crema hidratante después de la depilación

Después de la depilación la piel se queda más sensible. La pulpa del aloe, junto con otros ingredientes, te ayudarán a conseguir que la piel se recupere y a que desaparezca la irritación. Mezcla el gel de un par de hojas de aloe con aceite de almendras en una batidora, para obtener la textura de una crema. Guarda en la nevera y utilízalo tantas veces como quieras. También sirve como crema para después del afeitado, notarás el rostro fresco e hidratado con una sola aplicación.

3. Como calmante para quemaduras:

Los accidentes en la cocina son muy comunes y seguro que más de una vez alguien en casa se ha quemado con la bandeja del horno o con una sartén. Tendemos a poner la piel debajo del grifo y, sin embargo, el agua fría directa sobre una quemadura recién hecha no es lo más recomendable en estos casos. Corta una hoja de aloe vera y extiende la pulpa por la quemadura directamente. Déjalo actuar y cuando se absorba, aplica más veces. No sólo aliviará el dolor, si no que ayudará a la recuperación y cicatrización de la piel. Del mismo modo, utilízalo para cuidar la piel tras la exposición solar.

4. Para las arrugas:

La planta de aloe tiene proteínas que aumentan la formación de las células que permiten la existencia de colágeno. Además, regenera tejidos de la piel que componen las arrugas. Extrae el gel de una hoja de aloe y aplícalo en la zona del contorno de los ojos por las noches y por las mañanas. ¿Se te ocurre un contorno de ojos más natural? También puedes mezclarlo con aceite de rosa de mosqueta.

5. Como tratamiento bucal:

Si lo que necesitas es un tratamiento para las heridas o yagas de la boca, de nuevo el aloe vera es el remedio perfecto. Aplica el gel directamente en la herida. Mejorará y acelerará la curación de las molestias bucales.

6. Como complemento vitamínico:

El aloe vera también tiene vitaminas. Además del agua de aloe que venden en lo supermercados, puedes hacer zumo de aloe vera en casa. Necesitarás 3 hojas de aloe vera, 500 mililitros de agua, 3 cucharadas de miel y una cucharada de jugo de limón. Corta tres hojas desde su base y lávalas bien. Abre cada hoja con un cuchillo y extrae el gel interno con la ayuda de una cuchara. Lava el gel con agua y déjalo escurrir. Pon el gel lavado en un recipiente con el agua, la miel y el jugo de medio limón para preservar. Bate todo y, si quieres, cuela el resultado. Sírvelo bien frío y con cubitos.