928 122 019

Salmonetes a la plancha sobre risotto de remolacha

En Grupo Bolaños te ayudamos a elaborar recetas de cocina muy fáciles y sanas, con gran variedad de recetas, primeros platos y postres.

Recetas ofrecidas por El Día de la Fruta y la Verdura, cada Miércoles en los Supermercados de Grupo Bolaños.

Este delicioso arroz cremoso que se deshace en boca, de textura untuosa y suave sabor que a muchos nos enamora a primera vista.

Salmonetes a la plancha y risotto de remolacha

Categoría: Recetas de Cocina

Salmonetes a la plancha y risotto de remolacha

Ingredientes

    Para 4 personas:
  • 2 salmonetes
  • 400 g de arroz
  • ½ puerro
  • ½ cebolla
  • 1cebolleta
  • 2 chalotas
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • 500 ml de caldo de pescado
  • 400 ml de zumo de remolacha (3 bolas de remolacha)
  • 15 g de mantequilla
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 80 g de queso parmesano
  • Sal
  • Tomillo fresco
    Crujiente:
  • 1 remolacha cruda
  • Aceite de oliva

Preparación

Para elaborar este salmonete sobre risotto de remolacha, primero limpiamos el pescado y obtenemos 2 lomos sin escamas, tripas ni espinas. Reservamos.

A continuación, pelamos y picamos el puerro, la cebolla, la cebolleta, las chalotas y el diente de ajo bien finos. Ponemos un buen chorro de aceite de oliva en una cazuela y pochamos el puerro, la cebolla, la cebolleta y las chalotas a fuego medio-bajo, añadimos el ajo y rehogamos unos minutos más. Incorporamos el arroz lavado y escurrido, y salteamos hasta que empiece a transparentar.

Añadimos el vino a la cazuela y dejamos cocer hasta que se evapore, moviendo siempre con una cuchara de madera. Cuando el vino se haya consumido, agregamos el caldo de pescado y lo mantenemos hasta que lo absorba el arroz. Una vez logrado, regamos con el zumo de remolacha obtenido tras licuar 3 bolas de remolacha y seguimos removiendo.

Fuera del fuego, sazonamos, añadimos la mantequilla, el queso y el resto del aceite. Removemos y reservamos bien caliente.

Laminamos la remolacha pelada con ayuda de una mandolina, lo más fino que nos permita, freímos en abundante aceite caliente por ambas caras hasta dorar pero evitando que se queme. Retiramos sobre papel absorbente.

Calentamos una sartén antiadherente al máximo, salpimentamos los salmonetes y, con unas gotas de aceite, doramos por la parte de la piel.

Servimos el risotto en cada plato y colocamos encima los salmonetes dejando la piel hacia arriba. Con el calor del risotto, se terminara de hacer el salmonete por la cara interna, así quedará jugoso. Decorar el salmonete sobre risotto de remolacha con unas lascas de queso extra, algún crujiente de remolacha y tomillo fresco picado con un poco de aceite.