928 122 019

Propiedades y beneficios del mango

Hoy hablamos del mango, fruta con gran poder antioxidante que posee cantidades significativas de vitaminas C y E y betacaroteno.

¿Quieres conocer todas sus propiedades y beneficios?

¡Te lo contamos aquí!

Orígenes del mango

El mango es el fruto del árbol mangifera indica, de la misma familia botánica que el anacardo y el pistacho. Es originario de la región a los pies del Himalaya, en el noroeste de la India. Encontró tierra fértil en el sudeste asiático y desde ahí se ha extendido a todas las zonas cálidas del planeta.

Fruta repleta de nutrientes

El mango destaca por sus nutrientes y por las sustancias antioxidantes que encontramos en su composición.

•  Es fuente de vitaminas C y A.
•  Es rica en Vitamina E.
•  Aporta Magnesio y Potasio.
•  Contiene ácidos depurativos

Además, protege la piel y las mucosas por su alto contenido en betacarotenos, útil para proteger la piel, las mucosas, los ojos y el corazón frente a la acción de los radicales libres.

También mantiene huesos y músculos en forma por la combinación de magnesio y potasio. A su vez estos minerales participan en el control de la presión arterial, favorecen la eliminación de líquidos y el buen funcionamiento de los riñones.

Los minerales y vitaminas antioxidantes, junto con los compuestos fenólicos, ayudan al sistema inmunitario a prevenir y luchar contra las enfermedades.

El mango, al igual que el resto de frutas, aporta una buena dosis de fibra, que evita el estreñimiento y baja el colesterol malo, lo que protege al corazón y al sistema circulatorio.

Diferentes maneras de comer mango

El mango lo puedes comer de la forma que quieras, pero te vamos a contar las cuatro maneras más populares.

• En láminas. Corta los extremos de la fruta. Ponlo en vertical y pela la piel de arriba abajo siguiendo la curvatura de la fruta. Después corta en láminas hasta llegar al hueso de cada lado.

• Con una cuchara. Corta dos grandes rodajas a cada lado del hueso. Después sepáralas dejando el centro ocupado por el hueso, utilizando una cuchara para sacar la pulpa.

• En cubos. Corta un filete a lo largo y con un cuchillo haz una cuadrícula de cortes perpendiculares sin atravesar la piel. Dale vuelta al mango y los cubitos de pulpa se separarán.

• Con un tenedor. Haz un corte en forma de cruz en un extremo del mango. Después retira la piel en cuatro partes y ensarta el mango en un tenedor.

Cómo elegir el mango adecuado

El mango suele cosecharse verde para que pueda llegar a su destino final en óptimas condiciones. Si hemos comprado un mago verde podrá madurar lentamente en la nevera durante una o dos semanas. También se puede mantener a temperatura ambiente durante unos días o meterlo dentro de una bolsa de papel para acelerar la maduración.

El mango maduro lo conocerás porque tiene un aroma muy agradable y porque al presionar un poco no está ni muy duro ni muy blando. Un truco para saber el estado de maduración de dejar la fruta en agua. Si se hunde está madura y si flota es que está aún verde.

Y ojo que el color no es un indicador del estado de madurez, pues depende de la variedad. Algunas continúan verdes cuando ya están maduras y otras se quedan amarillas, naranjas o azuladas.

Y ahora que conoces más a fondo esta fruta, ¿en qué momento del día te la comerías?