928 122 019

Los pistachos son buenos para la salud

Hay múltiples razones, la mayoría de peso, que dicen que los frutos secos aportan salud y bienestar para quienes los comen. Y es que no encontrarás un mejor compañero para tu dieta. Pues aportan nutrientes, vitaminas y minerales a nuestro cuerpo, a parte de una importante cantidad de calorías. También es cierto que los frutos secos contienen un alto contenido en grasa, pero debes saber que se trata de un tipo de grasa que es de las más adecuadas para nuestro cuerpo cuerpo.

El pistacho es un fruto seco con un característico color verde. Puede ser empleado como delicioso tentempié por su sabor y también porque es muy nutritivo.

Este fruto seco crece en un árbol llamado pistachero o alfóncigo, especie que proviene de Oriente Medio y se cultiva en zonas de mucho calor y poca humedad. Los pistachos suelen formar parte de los ingredientes que se emplean en cocina para la elaboración de múltiples recetas y es muy utilizado en repostería.

Los pistachos son uno de los frutos secos más beneficiosos para nuestro cuerpo, pues ayudan a reducir el colesterol, el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y también a rejuvenecer la piel…

Propiedades de los pistachos

El pistacho crudo tiene múltiples propiedades y nutrientes frente a si se consume de manera frita o tostada.

Y es que el pistacho crudo cuenta con proteínas vegetales, hidratos de carbono y fibra. Dentro de su composición, un 45% son grasas de las cuales muchas de ellas son muy beneficiosas para el corazón.

Por lo que respecta a vitaminas y minerales, los pistachos presentan una alta cantidad de vitaminas B6 y E, además de magnesio, hierro, calcio, zinc, potasio y fósforo.

Beneficios de los pistachos

¿Quieres descubrir los principales beneficios de los pistachos? Toma nota:

Tiene efectos saciantes en su cáscara. Está demostrado que pelar estos frutos secos aporta sensación de saciedad. Al irlos sacando de su cáscara, se ralentiza el acto de comer, lo que provoca que la se coma menos cantidad. Por otro lado, el poder saciante de los pistachos proviene de su componente en proteínas vegetales e hidratos de carbono tienen también un poder saciante.

El pistacho es uno de los alimentos no lácteos que más calcio tiene. Así que podemos afirmar que un puñadito de estos frutos secos puede ser una opción muy saludable.

Ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. Y es que los pistachos son ricos en ciertas grasas saludables que ayudan a mantener una buena salud cardiovascular.

Los pistachos poseen un alto contenido en fibra, lo que significa que ayudan a prevenir el estreñimiento.

Los pistachos contienen magnesio, mineral que se encarga de regular el sistema nervioso, la presión sanguínea y los niveles de azúcar en sangre.

Este fruto seco contiene vitaminas B1 y B6, fósforo y hierro que ayudan a reducir los niveles de estrés y a mantener la energía.

A ser ricos en antioxidantes, los pistachos ayudan a reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades.

Los pistachos son buenos aliados en caso de anemia ya que proporcionan altas cantidades de cobre y hierro además de que aporta una fácil asimilación de los mismos.

Al presentar luteína y caroteno, los pistachos son ideales para proteger la vista. Se relaciona el consumo de pistachos con una menor incidencia de problemas de vista.

El pistacho tiene grasas, pero a diferencia de las grasas saturadas es rico en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que, reducen los niveles de colesterol LDL o “colesterol malo” en sangre.

Debido a su alto contenido en fibra, ayudan a reducir los niveles de glucosa en la sangre y mejoran la resistencia a la insulina. Por eso lo recomiendan mucho en los tratamientos de diabetes. En eso, los pistachos son más eficaces que el resto de frutos secos, está demostrado.

Son un gran aliado para controlar el peso y reducen la tendencia a la obesidad. Esto se debe a que son un fruto seco rico en fibra, como ya te hemos explicado. Y que al comerlos producen un efecto de saciado y que además, es prolongado en el tiempo. De esta manera evitarás caer en otras tentaciones, ¿verdad?

Son un buenísimo antioxidante pues poseen nutrientes como la riboflavina, la luteína y la zeaxantina, sustancias que pueden prevenir o retrasar el daño a las células causado por los radicales libres. Además gracias al alto contenido en fibra mejoran y regulan el tránsito intestinal, haciendo que podamos ir al baño con más facilidad evitando que nos quedemos estreñidos.

También tienen un alto contenido en fósforo, ideal para el buen mantenimiento de los dientes. Y en consecuencia, fortalecen los huesos y músculos proporcionado proteínas vegetales, fósforo, magnesio y potasio, por ello verás comerlos a muchos deportistas, al igual que el resto de frutos secos, debería ser un alimento fundamental en nuestras dietas.

Y como dato curioso, si echamos la vista unos cuantos kilómetros hacia el este, debes saber que en china se conoce al pistacho como “la nuez feliz”. Y si buscamos en los libros de historia encontraremos que los antiguos persas lo llamaban “la nuez sonriente”. Todo, gracias a esa forma que tiene en su abertura que lo convierte en un fruto seco tan único y singular.

Concluyendo, como has podido leer los pistachos contienen un gran aporte de vitaminas y minerales que hacen que nuestro cuerpo se mantenga sano. Y no olvides, que, por supuesto tienes que comerlos en buen estado, bajos en sal y sobre todo estar seguro de que no tienes ningún tipo de alergia hacia ellos. Más vale prevenir.