928 122 019

Ensaladas con legumbres y proteína

Con la llegada del buen tiempo apetecen ensaladas y platos coloridos. Para que tu ensalada sea un plato único completo, te proponemos algunas combinaciones de legumbres y proteína extra animal.

Para quienes llevan una dieta variada con alimentos de origen animal, las legumbres representan una fuente de hidratos complejos de excelente calidad y pueden igualmente combinarse con proteínas animales como en las siguientes opciones de platos consistentes, fáciles de hacer y fresquitos.

Combina tus legumbres con proteína animal:

Las legumbres, alimento esencial en la mayoría de las culturas, se consideran alimentos nutricionalmente recomendables. Su composición contiene proteínas, hidratos de carbono, lípidos, fibra, minerales y vitaminas. Solemos combinarlas en platos calientes con proteína animal, con carne de cerdo en el cocido o con bacalao en el clásico potaje. Para no perder la consistencia de estos platos os dejamos algunas ideas más fresquitas y ligeras.

Para todas las propuestas utilizaremos botes de legumbres ya cocidas. Así serán más rápido de preparar. Lo primero que te recomendamos: lavar bien y escurrir tus legumbres. Las siguientes combinaciones son tan solo muchas de las que se pueden hacer. Elige la que más te guste y añade todo lo que te sugieran:

Empezamos con las lentejas. Adereza tus lentejas con eneldo, limón y aceite y añade tiras de pollo a la plancha. Puedes dejar cocinado el pollo cocinado el día de antes para montar tu ensalada en tan solo unos minutos. A esta combinación le van otros ingredientes frescos. Nosotros te sugerimos añadirle zanahoria laminada con un pelador y unos canónigos.

Las judías pintas, además de que son muy vistosas, combinan con muchos ingredientes fríos. En este caso te proponemos mezclarlo con bonito en aceite de oliva, pasas, olivas negras y unas almendras picadas. El toque salado del atún con el dulce de las pasas te sorprenderá.

Por último, los garbanzos. En este caso los saltearemos en una sartén con ajo, aceite y pimentón. Cogerán un ligero sabor a tostado que le irá muy bien al kale o a las espinacas. Para completar este plato, añade almejas en lata, huevo duro y unas gotas de limón.

Aliños refrescantes y sabrosos:

Estas recetas llevan pocos ingredientes cocinados, para que sean ligeras y rápidas de elaborar. El toque se lo daremos con el aliño. Dependiendo de la que hayas escogido le irá mejor uno u otro. El que nunca falla es el aceite de oliva virgen extra con limón. A esta mezcla, puedes añadirle hierbas aromáticas como hinojo, eneldo o albahaca.

Algunas especias como el comino, la pimienta o el curry son muy buenas amigas de las legumbres. También puedes sustituir el toque cítrico del limón por unas gotas de naranja. Los aliños puedes guardarlos en un tarro en tu nevera y usarlo varios días para otros platos.

Como siempre, puedes cambiar estos ingredientes por otros que tengas en casa y compartir tu experiencia con nosotros. ¡Buen apetito!