928 122 019

Diferencias entre fresa y fresón

Con azúcar, con zumo de naranja, en batido o con nata, las fresas son una de la fruta estrella de la temporada y nos encantan pero ¿realmente son fresas lo que nos estamos comiendo? Pues no, pese a que comúnmente se conocen como fresas, ese fruto rojo y tan dulce que nos encanta es el fresón.

Tranquilos, la fresa también existe pero difiere bastante del fresón. Esta confusión está causada porque ambas frutas pertenecen a la familia de las Rosáceas, más concretamente a la variedad de las Fragarias, pero, mientras que la fresa es una Fragaria Vesca, el fresón es una Fragaria x Ananassa.

En realidad la Fragaria Vesca o fresa, es una planta salvaje que crece de manera natural en bosques, jardines y huertos, mientras que el fresón nació en el siglo XVIII como un híbrido creado por botánicos franceses.

Las fresas son silvestres y de tamaño más pequeño

¿Cuáles son las diferencias?

Diferenciar entre la fresa y el fresón es muy sencillo, tanto para la vista como para el gusto. La fresa, al tratarse de una planta salvaje, tiene un tamaño bastante menor y no destaca por tener un color tan intenso como el del fresón. En el interior del fruto también encontramos diferencias, ya que la fresa es blanca mientras que el fresón conserva el color rojo que presenta en el exterior.

En cuanto al sabor es necesario destacar que la fresa no es excesivamente dulce, sino que presenta un toque ácido muy característico. Ambas frutas son deliciosas, pero realmente la fresa tiene un sabor más intenso que el fresón.

¿Tienen las mismas propiedades?

Sí, pese a que muchas veces se venda como fresa el fresón, sus propiedades son prácticamente las mismas. Además de ser ricas en agua, fructosa, glucosa y xilitol, las fragarias tienen una alta cantidad de vitamina C, conteniendo más cantidad incluso que las naranjas.

Como la mayor parte de las frutas, es muy rica en fibra, por lo que ayudan a depurar el organismo. Además están muy recomendadas para personas que quieran adelgazar ya que su contenido graso es mínimo.

Es uno de los alimentos más recomendados para adelgazar

Para que te sea más fácil incorporar estas frutas tan deliciosas a tu dieta, te proponemos varias recetas, deliciosas y sencillas de hacer en tu día a día.

Una opción podría ser un delicioso gazpacho de fresas. ¿No lo has probado nunca? No te pierdas esta receta, te va a encantar.

Y otra opción igual o más original es un risotto de fresa. No, no estamos hablando de un postre, este plato es un entrante perfecto o, incluso, un acompañamiento para carnes o pescados, ya que, aunque el color diga lo contrario, el sabor es el de un risotto de verduras con un ligero toque a fresa.

¿Te animas a preparar estas recetas? Recuerda que si tienes dudas sobre si puedes o no consumir fresas y/o fresones, debes consultar antes con tu médico de cabecera.