928 122 019

Desayuno nutritivo: tortitas de avena y plátano

Los pancakes (o tortitas) de avena y plátano son muy fáciles de hacer y el resultado es increíble.

Con este desayuno nutritivo no puede empezar mal la mañana ni tampoco tus entrenamientos.

Comienza tu día de la forma más fit posible.

La avena:

Cuando hacemos deporte nuestro cuerpo necesita una buena nutrición que cubra el desgaste posterior de energía. Para tener los nutrientes óptimos antes del entrenamiento te traemos una receta que, de lo deliciosa que está, no te costará ponerte manos a la obra. Cambiamos la receta de los pancakes tradicionales americanos por una versión fit, donde sustituimos la harina de trigo por la avena.

La harina refinada que se suele emplear en la receta tradicional está tan lavada que pierde gran parte de la fibra y de los nutrientes, solo nos dará energía para ese momento. Por el contrario, la avena es un cereal integral del que obtendremos los hidratos de carbono complejos y la proteína. Esto quiere decir que nos dará energía durante varias horas. La otra parte de la proteína la conseguiremos con el huevo.

El plátano:

El plátano es una bomba de potasio. De él cogeremos los hidratos de carbono simples de absorción rápida, perfectos para hacer deporte. Solo cuenta con 100 calorías, la mayoría en forma de carbohidratos, que nos aportarán energía y azúcar muy fáciles de digerir. Además, gracias al potasio nos ayudará a evitar calambres o espasmos musculares.

La receta:

Estos pancakes fit son muy fáciles de hacer. Los ingredientes que vas a necesitar son: 60 gramos de copos de avena, dos huevos, 100 mililitros de leche vegetal, dos plátanos, una pizca de levadura y canela.

Para elaborar la masa batimos los huevos en un cuenco grande y añadimos la harina de avena (los copos de avena molidos). Aplastamos los plátanos con un tenedor. Cuanto más maduros, más fácil será aplastarlos. Añadimos al cuenco el plátano aplastado y la canela al gusto. A continuación, agregamos la leche y mezclamos todo. Como paso final de la masa, añadimos la levadura y dejamos reposar unos 20 minutos.

Ahora cocinaremos nuestros pancakes. Añade una gota de aceite a una sartén antiadherente. Cuando la sartén esté caliente vertemos un cazo de la masa. En el momento en el que empiecen a salir burbujitas puedes darle la vuelta. Tendrás que dorarlas por ambos lados, pero solo lo justo para que queden cien por cien esponjosas.

Ya tienes tus pancakes listas para hacer deporte con mucha energía.