928 122 019

Consejos para preparar un rico picoteo en casa

¿Esta vez te toca a ti preparar la cena o el brunch?
Ha llegado el momento de sorprender a tus comensales.
¿Necesitas inspiración para preparar un rico picoteo en casa?

Te vamos a dar unos sencillos consejos que una vez llevados a la práctica harán que tu velada sea de lo más agradable.

Picoteo en casa tipo buffet

Te proponemos, ya sea comida o cena, que lo organices tipo buffet, de tal manera que cada uno se sirva a su gusto y lo que más le apetezca. Esto implica que el menú estará servido en la mesa antes de la llegada de los invitados, algo que agradecerás más tarde, ya que no tendrás que dar tantos paseos a la cocina.

Lo ideal es preparar recetas más ligeras para ir abriendo boca y otras más contundentes a modo de segundo plato.

Las raciones, si son en formato individual, mucho mejor. Los platos fríos pueden llegar a la mesa ya servidos en bowls o platos individuales. Así evitaremos que todos pinchen del mismo plato. Emplea este mismo método para el caso de las salsas. Cada invitado dispondrá de su cuenco individual para acompañar las recetas de picoteo que vayan con salsas.

Ideas para organizar el picoteo en casa

Una idea que nunca falla es la selección de aperitivos fríos, que ya has preparado con anterioridad y que gustan a todos. Hemos pensado en un salpicón de marisco servido en vasitos individuales, brochetas de langostinos con papaya y miel o unas clásicas croquetas, pero con rebozado de maíz.

Las tostas variadas también suelen ser del agrado de todos y son una deliciosa opción de picoteo en casa. Prepara unas dos tostas por comensal que sean rápidas y sencillas de hacer. ¿Necesitas ideas? Unas tostas de escalivada y salmón, unos canapés de solomillo de cerdo con piña o unos pinchos de rúcula, tomates secos y caballa. ¡Las posibilidades son infinitas!

Una tabla de quesos y embutidos al centro quedará ideal y será la protagonista de todas las miradas. Opta por unas tablas de madera y cúbrelas con tus quesos favoritos, acompañados de mermelada casera, dátiles, frutos secos, y crudités de verdura.

¿A qué ahora que lo visualizas te parece más fácil?