928 122 019

Claves para organizar el tiempo. ¡Que nada te impida comer saludable!

Si este verano no te ha dado tiempo a organizar tus comidas diarias, no te preocupes.
Aún estás a tiempo para hacerlo. Te dejamos algunas claves para comer mejor durante la semana y responder a la eterna pregunta: “¿qué comemos hoy?”.

Incluye en tu horario un día a la semana para organizar la comida y disfruta del momento de descanso de forma saludable y sabrosa.

Planifica la semana en 30 minutos:

30 minutos de un día no suponen mucho esfuerzo si te ayudan a evitar futuros quebraderos de cabeza. Reserva media hora del lunes para planificar la semana. Piensa qué vas a comer de lunes a viernes, y será más fácil introducir platos y alimentos que cumplan una dieta rica y variada.

Para ser prácticos, elige recetas que puedas utilizar para más de un plato. Si un día preparas pollo con verduras asadas, haz verduras para dos platos más y las podrás combinar con otras opciones. Por ejemplo, legumbres con verduras asadas o como base para un revuelto con huevo.

Piensa la lista de la compra:

Una vez que tengas claro qué comer, elabora tu lista de la compra. De esta forma comprarás lo que realmente utilizarás y te obligarás a consumir lo que te has planteado. Así evitarás que algún alimento pase de fecha en tu nevera.

Este ejercicio también te ayudará a pensar en productos de temporada y ahorrar en tu compra, además de sacar el máximo partido a los productos de cada estación.

Cocina para varios días:

Puedes dedicar una tarde a cocinar parte de los platos y terminarlos momentos antes de la hora de la comida. Como te decíamos antes, elabora grandes cantidades de recetas tipo: verduras asadas, potajes, hummus, cremas caseras. Este tipo de elaboraciones aguantan varios días en la nevera si las conservas en tarros adecuados.

Por la mañana, podrás pasar vuelta y vuelta el filete de proteína con el que quieras acompañar las recetas anteriores. Lo mismo si optas por cocer la pasta, quinoa o cereal que elijas para una de tus guarniciones ya preparadas.

Dedica tiempo a la hora de comer:

Dedica el tiempo necesario al descanso. Aunque la comida esté hecha, siéntate a comer tranquilamente. Comer sentado y tranquilo te ayudará a hacer la digestión y volverás al trabajo o a tu rutina diaria más ligero. Al igual que es muy importante qué vas a comer, también lo es cómo lo vas a comer. Elige un espacio que te ayude a desconectar. La hora de la comida también debe servir para descansar la mente, socializar y así retomar la jornada con energía.

Estas pautas son muy sencillas, pero si las incorporas a tu ritmo semanal, te aseguramos que funcionan. Disfruta de la hora de la comida de forma saludable todos los días de la semana.